“Yo soy Leeder” El Ministerio de Sinde Promociona la Lectura

Me encuentro al ver un anuncio en Spotify que el Ministerio de Cultura ha montado una web para promocionar la lectura entre los jóvenes y las jóvenas y la verdad es que me parece fenomenal, pero no deja de hacerme gracia que para hacerlo se hayan tenido que inventar una palabra de mierda de las dimensiones de “LEEDER”… lo mismo estaban demasiado ocupados con otras cosas y no se les ocurrió que nuestro maravilloso idioma tiene palabras de sobra… o lo mismo es que para ser moderno y llamar la atención de la juventud hay que hacer ese tipo de cosas…

Que nadie me entienda mal, me parece que hay que promocionar la lectura, entre todos y especialmente entre los más jóvenes pero me hace gracia que se tenga que hacer pasándose el Castellano por el forro… No critico la campaña, crítico el palabro que se han tenido que inventar… me horripila, pero ya se sabe, un poco talibán de la RAE que es uno…

Por otro lado lo que más gracia me ha hecho es el “Manifiesto Leeder”, un alegato quasi libertario que quedaría muy bonito y muy bien de no venir del ministerio que hace menos de un mes nos ha intentado clavar por las malas una ley censora aún a sabiendas de que esta no se llevaba muy bien con la constitución y siendo de dominio público que dicha ley esta “marioneteada” desde estados unidos…

Pasemos sin más preámbulo al “Manifiesto Leeder”

1.Acepto sugerencias y recomendaciones, no imposiciones.

Viniendo del ministerio de cultura, presidido por doña Angeles Gonzalez Sinde, defensora del cierre de webs de descargas a toda costa y pasándose por el forro las formas legítimas de hacerlo este apartado pierde algo de fuerza… por aquello de las imposiciones más que nada…

Sigue leyendo

Dark Water

Hace pocos días pude por fin ver Dark Water, una de las películas de terror que engrosaba mi lista de “películas de terror que quiero ver”, y la verdad es que me gustó mucho…

La película nos coloca como espectadores de la vida de una madre que junto a su hija se muda a un pequeño (y destartalado) apartamento con el fin de empezar una nueva vida tras un divorcio complicado con pelea por la custodia incluida.

El hecho es que la casa tiene humedades por todas partes y que hay algo siniestro en todo ello, sucediéndose pequeños episodios de apariciones de objetos y demás que poco a poco van aumentando la tensión hasta llegar a producir escalofríos.
más después del salto Sigue leyendo